A 30 años del retorno a la Democracia

Estimado lector, las publicaciones más recientes de Mayéutica Educactiva pueden verse en https://mayeuticaeducativa.wordpress.com/

A 30 años del retorno de la Democracia (1983/2013)

Por Lic. Marcelo E Albornoz

En este artículo, me propongo reseñar muy someramente algunos pasajes considerados políticamente significativos de éste complejo y sinuoso período.

Todavía recuerdo aquel 30 de octubre de 1983, una fecha absolutamente histórica, un momento sublime para recordar y conmemorar .También recuerdo sus días previos, se respiraba Libertad después de una larga y trágica noche que lesionó fuertemente nuestra civilidad. La dictadura cívico militar más sangriento quedaba atrás y nos dejaba una gravosa y enorme carga: flagrantes violaciones a los DDHH; endeudamiento; pobreza y miedo. Aclarado aquello , en éste pasaje del escrito considero apropiado aproximarme a una definición del término Democracia. Sin lugar a dudas, una de las principales fuentes para empezar a estudiar el tema se remonta a la Grecia helénica. También es justo decir que más allá de su origen y significación etimológica, demos=pueblo; kratos =gobierno y el sufijo ia= cualidad. El mismo , dista bastante de su actual concepción , Democracia no implicaba en el griego clásico el gobierno del pueblo, sino el gobierno de los demai. Sectores sociales absolutamente selectos y minoritarios dado su exclusivo linaje. Aristoteles, también contribuyó a cimentar ideológicamente su definición cuando enseñaba su “Política” en el Liceo. Allí, sus discípulos, recibían las enseñanzas y filosofaban sobre las formas puras o impuras de gobierno, como la Monarquía, la Aristocracia y la Politeia, ésta última, es el antecedente aristotélico de Democracia. Desde aquel insoslayable precedente hasta nuestros días, su definición evolucionó al ritmo de las pujas sociales. Ya en la modernidad , su concepto fue objeto de problematización y análisis de grandes pensadores como por ejemplo los “contractualistas” ,quienes la enriquecieron con sus principales aportes, incorporando aspectos como la voluntad general, la soberanía política , la libertad , la igualdad y la división de poderes .El siglo XX, también la interpeló para que se incluyera dentro de su alcance a la justicia social. Ya en el presente, y como producto del protagonismo popular, las disputas que se llevan a cabo intentan transformar a la misma en un régimen con alta intensidad ciudadana y fuerte inclusión social. Por todo ello , es evidente que la Democracia como sistema político, fue evolucionando a través de distintos aportes históricos que las sociedades en sus ansias de progreso fueron protagonizando .De la Polis griega, pasamos a las Civitas romanas y desde ellas , a las incipientes urbes medievales; por su parte, los procesos revolucionarios europeos primero y los americanos después cuestionaron sus respectivos estatus jurídicos hasta modificarlos en monarquías constitucionales y republicas más representativas .

Los últimos 30 años

Retomando el objeto del escrito procuraré ahora, esbozar algunos hechos que a mí entender fueron los más sustanciales y que hoy constituyen nuestro legado a partir del cual debemos avanzar y profundizar. A Raúl Alfonsín, le tocó la dura labor de llevar adelante la transición hacia la estabilidad institucional, objetivo que no estuvo exento de conspiración y operaciones desestabilizadoras .Recordemos el primer levantamiento cara pintada y las: “Felices Pascuas, la casa está en orden “.Fue cuando en 1987, un grupo de militares encabezados por Aldo Rico, se acuartelaron en Campo de Mayo donde reclamaban una amnistía que los liberara de sus responsabilidades durante la dictadura. En cuanto a esta etapa, en mi caso particular y a pesar de la consideración generalizada de gran parte del periodismo y de ciertos historiadores, la misma no fue una década perdida .Muy por el contrario, para nosotros fue un período de grandes logros políticos .Por eso destacamos la creación de la CONADEP y su aporte a través del Nunca Más, el juicio a las juntas militares y los primeros cimientos de la integración latinoamericana. También es cierto que fuimos muy críticos de la defección producida en materia de DDHH a través de la sanción de la ley de obediencia debida y punto final .Como así también, de la ineptitud política para gestionar la economía (crisis de deuda e hiperinflación) a pesar de ello, el gran objetivo de consolidar el Estado de Derecho se cumplió, tanto es así que nos permite hoy escribir estas líneas. Diferente consideración nos merece la década de los noventa, la segunda década infame, década donde se terminó de destruir el Estado de Bienestar, creado por Juan Domingo Perón en sus inicios. Década donde el Neoliberalismo hizo estragos con nuestro orden social, generando un fuerte empobrecimiento nacional y social .La estabilidad económica que algunos destacaban como positiva, luego de la híper, solo fue posible desde un corrupto y desventajoso endeudamiento .De esa forma se creó una ficción temporal respecto de una seudo estabilidad económica, a través del plan de convertibilidad y el famoso 1 peso = 1 dólar. La traición política se terminó de completar con el indulto que perdonó a las cúpulas militares de las horrendas violaciones a los DDHH y crímenes de lesa humanidad. Por último, la corrupción fue otra constante de éste período, tanto es así que logro hacer best seller al libro “Robo para la corona”. A fines del siglo XX, Fernando De la Rúa, alcanzó la primera magistratura a través de una alianza política meramente electoralista, con poca afinidad ideológica y escasísimos acuerdos programáticos. Lo sostenemos porque sinceramente creemos que nada tenían que ver los antiguos frepasistas (democristianos, socialistas y peronistas renovadores) con la línea política más conservadora del radicalismo. Tanto fue así que las diferencias afloraron rápidamente, situación que llevó a denunciar actos de corrupción del propio oficialismo por parte de su Vicepresidente y posterior renuncia institucional. Este hecho configuró una herida mortal para el desprestigiado y debilitado De la Rúa. Los sucesos culminaron con la crisis del 2001 y el: “que se vayan todos “. Aquí también fuimos inéditos en la historia institucional, tuvimos cinco presidentes en menos de una semana. Recordemos que todo ello fue producto de la crisis política y económica que desencadenó las fuertes protestas populares que “botaron” al presidente quien tuvo que irse en helicóptero. La acefalía política, finalmente concluyó con la designación legislativa de Eduardo Duhalde como presidente.Con el país defaulteado politica; economica y socialmente, su gobierno paso sin pena ni gloria hasta el 25 de mayo de 2003 donde comienza ésta última década. Yo se que aún es temprano y prematuro para realizar juicios históricos, tampoco lo pretendo en este escrito .Lo que si me atrevo a emitir es una valoración política del proceso y de manera inequívoca , sostengo que la actual década constituye un tiempo de fortalecimiento político de las instituciones y de un verdadero crecimiento económico con inclusión social . También es cierto que todavía estamos lejos del desarrollo y del bienestar común, pero las bases están creadas y solidificadas. En esta etapa es menester destacar, el desendeudamiento con el FMI; la consolidación de la UNASUR, la política de DDHH a través del ejercicio de la Memoria la Verdad y la Justicia; la designación de una prestigiosa e independiente Corte Suprema de Justicia y las políticas públicas en materia de salud, educación y trabajo. No se trata de exaltar a algunos grupos en detrimento de otros ,aunque es inevitable que ello suceda , por el contrario , lo que honestamente pretendemos es conmemorar una etapa histórica en la marcha de nuestro pueblo , es cierto, un poco cronicada y autobiográfica , pero absolutamente autentica y situada desde los intereses populares . De eso se trata, es solo un ejercicio de memoria personal que se erige en una “provocación” con vistas al bicentenario de la independencia patriótica , hecho que nos debe interpelar para que tengamos la grandeza política de encontrar la síntesis histórica que nos permitan terminar de consolidar el proyecto de la justicia social que nos merecemos .

Buenos Aires, 30 de 0ctubre del 2013

Búsqueda personalizada
INICIO