Gremialismo y Docencia

No confundamos ni asociemos a la loable institución sindical con ciertos personajes. Solo al poder económico concentrado le conviene el debilitamiento de los sindicatos y a partir de ello es que se abonan y exacerban las contradicciones.
Estimado lector, las publicaciones más recientes de Mayéutica Educactiva pueden verse en https://mayeuticaeducativa.wordpress.com/

Desde el individualismo docente hacia el compromiso sindical.

Por Marcelo E Albornoz

 

No confundamos ni asociemos a la loable institución sindical con ciertos personajes. Solo al poder económico concentrado   le conviene el debilitamiento de los sindicatos y a partir de ello es que se abonan y exacerban las contradicciones.     

Uno de los motivos históricos que originó el surgimiento de los Sindicatos fue el agrupamiento de los trabajadores contra las arbitrariedades de la industrialización que generó lo que conocemos como cuestión social.

Afortunadamente, el camino recorrido a través de diferentes circunstancias y reivindicaciones permitió que se crearan las condiciones políticas, en donde la organización del movimiento obrero tuvo mucho que ver,  para tener hoy una legislación que finalmente preservó nuestros derechos como trabajadores. Si bien los contextos sociales han cambiado, en esencia, las instituciones sindicales no han dejado de ser una comunidad de trabajadores que a través de su unión y solidaridad promueven la justicia mediante la defensa de sus legítimos derechos económicos y  profesionales, pero no de manera excluyente sino que además de esa legítima defensa, también encuentran su verdadera existencia en la promoción integral de los derechos laborales en todas sus expresiones y dimensiones. De allí también, su preocupación por la formación y capacitación de sus integrantes; la atención de la salud, tanto del trabajador en sí como la de su familia, y en distinta medida, pero no por eso de menor importancia, la defensa del derecho al esparcimiento y recreación.

En definitiva, a través de sus loables orígenes y fines, el trabajador puede no sólo aspirar a Tener más, sino y ante todo a Ser más, tal cual lo prescriben las diferentes normas éticas, jurídicas y filosóficas que se ocupan del desarrollo integral  y humano de la persona.

De acuerdo a lo precedente, podemos inferir y acordar que un Sindicato es, en principio, una asociaciónde trabajadores que unidos e interactuando   desde un oficio y/o profesión  propician la concreción de  determinados objetivos  convocantes  que  van desde la afinidad filosófica hasta el compromiso sindical. Por ello, solo desde la adhesión gremial, los docentes como  vocacionales, trabajadores y profesionales, podremos alcanzar  nuestros anhelos y objetivos. Personales primero, pero por sobre todas las cosas colectivos .Porque solo lograremos nuestras metas si coadyuvamos a construir y consolidar la Justicia Social.

La afiliación y la participación inexorablemente nos agrupan desde una categoría de trabajador que nos representa e  identifica con sentido de pertenencia desde nuestra hermosa profesión.

Es por ello que elegimos ser docentes, porque creemos que a través de la educación podemos ayudar a construir un país mejor con una sociedad más justa, incluyente y equitativa. Por ello, desde nuestra sindicalización estamos en condiciones de compartir nuestras experiencias personales y profesionales y a partir de ese encuentro, generar y legitimar mandatos políticos y educativos para nuestro colectivo en general y el de nuestros colegas en particular.Por otro lado, también podemos crear y recrear formas de vinculación interpersonal y comunitaria que nos identifiquen. En definitiva, nuestro compromiso primero está en el aula con nuestros estudiantes y con nuestra formación; en segunda instancia, con la comunidad educativa en la que nos desempeñamos y desde allí, juntos  y cohesionados obtendremos  la concreción de nuestras legítimas aspiraciones.

Búsqueda personalizada
INICIO