Política, Educación y Ciudadanía

Este artículo procura justificar la inclusión y la enseñanza de la ciencia política como una de las dimensiones para construir ciudadanía plena en contextos de globalización y sacralización del mercado.
Estimado lector, las publicaciones más recientes de Mayéutica Educactiva pueden verse en https://mayeuticaeducativa.wordpress.com/

Política Educación y Ciudadanía

 

Por Marcelo E Albornoz

 

Este artículo procura  justificar la inclusión y la  enseñanza de la ciencia política como una de las dimensiones para construir ciudadanía plena en contextos de globalización y sacralización del mercado.  

 

En esta oportunidad desarrollaré brevemente solo  uno de los aspectos que conforman  la ciudadanía, a priori , seguro coincidiremos que el complejo mundo del siglo XXI requiere y requerirá ciudadanos criteriosos y para ello es necesario garantizar  una escolaridad secundaria de calidad  y el  acceso a un trabajo decente.  Pero insisto, solo me focalizaré en la formación ciudadana que debe asegurar un Estado democrático y moderno  y para que ello se produzca, las políticas educativas en este sentido son claves.

Me estoy refiriendo, a la existencia de planes de estudios que contemplen ala Políticacomo una disciplina estructurante del área de las  ciencias  sociales de la currícula.

Si bien , existen materias y asignaturas que se “dedican” a ello , la mera transmisión de marcos normativos en abstracto, definitivamente  no alcanza .Lo sostenemos porque las autoridades educativas de aplicación avanzaron poco a nuestro entender  en el desarrollo de  planes de estudios oficiales en este aspecto y esto implica un serio déficit , porque la  educación y formación ciudadana es la instancia  en  donde  se comienza a otorgar sentido a nuestra Democracia . Ante lo precedente,  nos preguntamos: ¿si no enseñamos política y no  promovemos debates sobre los problemas sociales,   permitimos con ello el ensayo ciudadano de nuestros alumnos en esta etapa fundamental de su desarrollo axiológico e intelectual; no estamos contribuyendo de esa forma, aunque sea de manera involuntaria a la consolidación de una democracia de baja intensidad? A lo mejor, éste planteo puede parecer al menos ingenuo y en cierto sentido cercano a una visión  filosófica  “contractualista” de la organización social, pero a través del mismo no  pretendemos desconocer la compleja realidad  histórica que nos toca vivir, por el contrario, tratamos  de rescatar a través de su enseñanza y aplicación a su  faz más loable  para ponerla al servicio de los intereses mayoritarios. Por ello, cada uno de nosotros debemos  trabajar y testimoniar permanentemente  desde nuestros lugares , el aula , la escuela , la comunidad y  el espacio político al que pertenezcamos  , para recuperar así  la mística esencial que caracterizó  históricamente a la política como una disciplina y praxis de verdadera vocación  social .

Por ello, consideramos  que solo  poniendo en práctica las enseñanzas  de la Filosofíayla Política, asignaturas científicas con poca presencia  en los profesorados y en las  escuelas,  nos permitirá recuperar sus loables legados. Apreciados ideales   cómo por ejemplo   el de   voluntad  y soberanía popular ; las esenciales virtudes ciudadanas ; el derecho de resistencia a la opresión ; la lucha por la justicia social y la dignidad humana,  para citar solo algunos de los principales  aportes realizados por aquellas,  aportes que indefectiblemente coadyuvan  a descifrar y desenmascarar al poder y sus múltiples manifestaciones para redundar  en calidad institucional .  

Estos análisis tampoco pretenden desconocer ni minimizar  la suerte de las “democracias sudamericanas” como así tampoco sus severos condicionamientos, sobre todo los de los  últimos años, nos referimos, entre otros, al autoritarismo,  el endeudamiento,  la pobreza, la marginación social y la corruptela dirigencial. Al respecto,  suscribimos lo sostenido por el maestro y teólogo de la liberación  Leonardo Boff,”: El vía crucis latinoamericano posee demasiadas estaciones para que podamos siquiera enumerarlas, comprobamos apenas que el colonialismo se transformó en neocolonialismo  y la servidumbre de ayer continua bajo otros signos y con otros señores hasta el día de hoy ”.[1]

Por el contrario, creemos que dichos problemas sociales se “solucionan” con más Democracia y Participación Política, pero no en sentido formal, sino real, o sea, a través de la autentica participación popular que la reconozca más como un  estilo de vida que forma de gobierno. Porque si no fuese así se evidenciaría: “un déficit de política, entendida en un sentido amplio como la forma especifica que tenemos para relacionarnos en sociedad. Lo político nos comprende a todos, aunque no estemos directamente involucrados en actividades  políticas” 2(//mayeuticaeducativa.idoneos.com/newsletter#_ftn2)

dado aquello, nuestro actual contexto historico requiere que distintas instituciones sociales como la escuela, en donde nos desempenamos habitualmente, aborden dichas tematicas y estimulen en sus actores, analisis criticos respecto de estos problemas, sus causas y consecuencias, y reconozcan en ese proceso a los distintos intereses en pugna y confrontacion. porque solo a partir de ello, se crearan las condiciones necesarias que permitiran remover los obstaculos que entorpecen los procesos de equidad social y autentica ciudadania.

en este sentido la institucion educativa se debe posicionar como una organizacion social y politica de donde surjan propuestas y posibles respuestas para sus destinatarios, o sea para toda la comunidad en la que esta inserta, porque: "las personas comprometidas con un curriculo mas participativo comprenden que el conocimiento se construye socialmente,"..." en un curriculo democratico, los jovenes aprenden a ser interpretes criticos de su sociedad" 3(//mayeuticaeducativa.idoneos.com/index.php/newsletter#_ftn3)

pero para que ello se produzca, se requerira entre otras cosas y en primer termino que tomemos conciencia de lo que somos, esto es, trabajadores intelectuales y asumir asi nuestro verdadero rol de analistas simbolicos. obviamente que estos cambios son incompatibles con los modelos formales de participacion politica, como tambien con los "modelos" educativos tradicionales, en donde se espera de nosotros la mera asuncion de un rol "tecnico profesional". las consideraciones en este sentido son por lo menos inadecuadas y erroneas, por tanto debemos reconocer la importancia de nuestra funcion individual y colectiva de animadores y facilitadores de este tipo de debate. esta "politizacion" de la educacion contribuira a formar ciudadanos criticos del momento historico que nos toca vivir y no requiere de grandes cambios estructurales, sino mas bien de replanteos eticos y antropologicos de nuestra funcion.

por todo ello, participemos en nuestros lugares de pertenencia, para alcanzar estos objetivos y contribuir asi a la verdadera construccion dela justiciasocial que es en cierto sentido decir ciudadania plena.

bibliografia de consulta

apple m.w. y beane j.a." escuelas democraticas" ediciones morata, madrid, pag.31.

boff leonardo,"desde el lugar del pobre", ediciones paulinas, buenos aires 1989, pag.44.

calvez jean yves, "politica", editorial docencia, buenos aires 1995.

nassif ricardo, "dewey, su pensamiento pedagogico", ceal, buenos aires 1992, pag. 27

1(//mayeuticaeducativa.idoneos.com/newsletter#_ftnref1) boff leonardo,"desde el lugar del pobre", ediciones paulinas, buenos aires 1989, pag.44.

2(//mayeuticaeducativa.idoneos.com/index.php/newsletter#_ftnref2) hacia una cultura del encuentro .la politica, mediadora del bien comun. democracia .desarrollo y justicia social. documento de trabajo dela x jornada de pastoral social de .bs. as 2007 niro 40

3(//mayeuticaeducativa.idoneos.com/index.php/newsletter#_ftnref3) apple m.w. y beane j.a." escuelas democraticas" ediciones morata, madrid, pag.31.

Búsqueda personalizada
INICIO